Parásitos intestinales

Los parásitos intestinales son ciertos gusanos y parásitos protozoarios (como flagelados y amebas), que se pueden ingerir, en particular en las regiones más cálidas, con el agua potable, instalándose en los intestinos del anfitrión. Pueden causar enfermedades diarreicas graves y lesiones intestinales (por ejemplo, Entamoeba histolytica).