Cryptosporidium

Los Cryptosporidium son parásitos unicelulares que infectan a menudo a los terneros, en ocasiones a los hombres y a otras 40 especies de vertebrados. Taxonómicamente pertenecen a la apicomplexa y están estrechamente relacionados con el género Plasmodium, agente causante de la malaria, y con la especie Toxoplasma gondii, el agente causante de la toxoplasmosis.

En el intestino del huésped se liberan los esporozoitos del ooquistes, los cuales penetran por borde del cepillo de las células intestinales (vellosidades), colonizan una vacuola parasitófora y se convierten en trofozoítos y merontes. Los merontes se dividen asexualmente en 8 merozoitos I e infectan nuevas células huésped, que se forman a partir de cada uno de merozoitos, donde se desarrollan los gametos (gamontes). Tras la fecundación de los macrogametos de la hembra por microgametos masculinos se crea un cigoto y luego una ooquistes.

Hay dos tipos de ooquistes: Alrededor del 80% son de paredes gruesas y son excretados con las heces, el 20% restante son de paredes delgadas y permanecen en el huésped, donde desencadenan una re
infección. Los ooquistes son muy resistentes y pueden, en condiciones favorables (humedad y temperatura), ser infecciosos durante varios meses. Son resistentes a muchos desinfectantes.